encías retraídas genives retraigudes

Genives retretes: Com prevenir-les?

La retracción de encías es un problema muy común, pues afecta a la mitad de la población. En Clínica Belodonte somos especialistas en implantes dentales Barcelona y por ello, hoy te explicaremos qué son las encías retraídas, sus causas y síntomas, así como sus medidas preventivas, entre ellas, el implante dental.

¿Qué son las encías retraídas?

Además de un problema estético, las encías retraídas son una de las afecciones en odontología más comunes. Su principal problema es que el margen de le encía se mueve y deja expuesta la parte de la raíz de uno o varios dientes.

Las encías retraídas se clasifican en 4 categorías, según su grado de complicación. Por ejemplo, con la categoría I la rescisión de los tejidos marginales no alcanza la línea mucogingival, mientras con la categoría IV los tejidos marginales se expanden más allá de la línea mucogingival, provocando una malposición dental y una pérdida severa del hueso o tejido blanco en el área dental.

Además de la movilidad dental, veamos otros síntomas de las encías retraídas:

  • Al sonreír, se ve una mayor cantidad de diente.
  • Caries dentales.
  • Sensibilidad dental.
  • Abrasión dental. Es el desgaste y debilitación de los dientes.
  • En algunos casos, puede conllevar la pérdida del diente.

Causas de la retracción de encías

Estas son las principales causas de la retracción de encías:

  • Mala higiene dental. Cepillarse de forma agresiva, o bien con un cepillo con cerdas muy duras, daña y reduce las encías.
  • Gingivitis y periodontitis. Conforme avanza la enfermedad periodontal, se acumulan bacterias en la boca, por lo que se produce una retracción de encías, y en los casos más graves, una pérdida definitiva del diente.
  • Tabaco. Su humotiñe los dientes de amarillo, oscurece e inflama las encías, e incluso, estimula la producción de caries.
  • Alimentación deficiente. Una dieta con exceso de cítricos puede desgastar el esmalte y la raíz de los dientes, así como retraer las encías.
  • Bruxismo. El mal hábito de rechinar los dientes de forma continuada, sobre todo por la noche, hiere las encías.
  • Traumatismos dentales. Un fuerte golpe en la boca hace perder el tejido oral.
  • La edad. Con el paso de los años, los tejidos bucales se debilitan y las encías se reducen.
  • Otros: la genética, los cambios hormonales, el piercing del labio o de la lengua, los dientes torcidos o una mordida desalineada.

En función de la causa que haya originado las encías retraídas, realizaremos un tratamiento u otro.

¿Cómo prevenir las encías retraídas?

La mejor solución siempre es prevenir. Algunos consejos son:

  • Mantener una dieta saludable y variada.
  • Una correcta higiene bucal. Esto se traduce con cepillarse los dientes con un cepillo de cerdas suaves y usar hilo dental o cepillos interdentales a diario.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Retirar piercings orales.
  • Visitar al odontólogo dos veces al año.
  • Además de ser la mejor opción para restituir una pieza dental perdida, los implantes dentales previenen la pérdida de densidad ósea y la retracción de las encías. Este método evita el colapso de las paredes del alveolo, lo que evita la retracción de encías y la pérdida de volumen. Además, este tratamiento mejora la estética dental y reduce la sensibilidad dental al cubrir la raíz expuesta.
  • Si la retracción es leve, el dentista realizará un curetaje dental o raspado y alisado radicular, es decir, una limpieza profunda del área afectada.
  • Si este problema ha progresado, es posible acudir a la cirugía: una regeneración, un estiramiento o injerto de encía, o una reducción de bolsas.

Como ves, las encías retraídas pueden tener complicaciones, entre ellas la pérdida del diente. En este caso, el mejor tratamiento para rehabilitarlos son los implantes dentales. ¡Contáctanos!

Leave a Comment

Your email address will not be published.