¿Qué es el bótox?

¿Sabes qué es la toxina botulínica de tipo A? Te damos una pista: habitualmente, se la conoce como bótox. En realidad, este término es la marca del primer medicamento que se comercializó.

En Clínica Belodonte somos expertos en medicina estética facial en Barcelona y por ello, hoy te explicaremos qué son las infiltraciones de bótox y cuáles son sus funciones.

Bótox en medicina estética

El bótox se utiliza en medicina estética para suavizar arrugas, es decir, para el rejuvenecimiento facial. Sin embargo, también se usa con fines médicos para tratar algunas enfermedades neurológicas o condiciones musculares específicas.

El bótox trata 2 tipos de arrugas:

  • Arrugas dinámicas. Aparecen al gesticular, sonreír o fruncir el ceño.
  • Arrugas estáticas. Aparecen con el paso del tiempo, debido a una pérdida de volumen.

Veamos en qué zonas del cuerpo se aplica el bótox en medicina estética:

  • En las líneas de la frente. Este tipo de arrugas aparecen con frecuencia y son muy visibles.
  • Alrededor de los ojos, en la zona periorbital. Su función es tratar las patas de gallo.
  • En el entrecejo.
  • En las arrugas en el lado de la nariz, también conocidas como líneas de conejo.
  • Acné facial. El bótox disminuye la secreción del sebo.
  • En la boca, para suavizar las líneas de los labios.
  • En los senos. El objetivo es el levantamiento de senos.
  • En el mentón. Este tratamiento se aplica en aquellas barbillas que presentan hoyuelos.
  • En el cabello. Otro uso menos conocido es el bótox capilar, que consiste en reparar el cabello dañado, así como las puntas abiertas y el encrespamiento.

Bótox con fines médicos

Ahora ya sabes en qué áreas del cuerpo se aplica el bótox en medicina estética. En lo que respecta a los fines médicos, destacamos, por ejemplo, zonas como el cuello, el escote o debajo de las axilas.

Entre los numerosos fines médicos del bótox, encontramos:

  • Es una solución para la migraña crónica.
  • Corrige el estrabismo, es decir, los ojos bizcos o torcidos.
  • Controla distonías cervicales y espasmos. Ayuda a las personas que padecen contracciones en los músculos del cuello (tortícolis), de manos, antebrazos y brazos.
  • Controla el blefaroespasmo, es decir, la contracción intermitente e involuntaria de los párpados del ojo.
  • Trata la hiperhidrosis. Con el bótox se logra disminuir la sudoración en axilas, manos y pies.
  • Ofrece buenos resultados en personas parapléjicas con problemas de incontinencia urinaria.
  • Otros usos en medicina moderna. En la actualidad, el bótox se ha adoptado en muchas especialidades médicas: problemas en la voz, problemas con los músculos de la masticación y la deglución, babeo al dormir, calvicie, fibromialgia, algias vertebrales, etc.

¿Qué son las infiltraciones de bótox?

Bótox, ácido hialurónico y lifting facial son tratamientos estéticos con usos distintos:

  • Ácido hialurónico. Tiene funciones estéticas, así como rellenar labios y pómulos, eliminar arrugas o atenuar líneas de expresión, pero también funciones médicas, ya que previene los problemas articulares.
  • Lifting facial. Su función principal es el rejuvenecimiento facial, en especial, corregir las líneas de expresión. La diferencia con el bótox es que este tratamiento no requiere intervención quirúrgica. De todas formas, el lifting se puede complementar con el bótox.
  • Bótox. Su función principal es corregir las líneas de expresión. En concreto, las infiltraciones de bótox son tratamientos ambulatorios, sin necesidad de anestesia. Esta técnica consiste en inyectar toxina botulínica en el músculo. Son infiltraciones con aguja muy fina que relajan la musculatura y atenúan las arrugas, dejando la piel más firme y luminosa. Su duración es de entre 6 y 12 meses.

¿Quieres reducir los signos del envejecimiento? Pídenos cita sin compromiso. ¡Estamos deseando verte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.