bruxismo

Bruxismo: El problema de apretar los dientes

Existen muchas situaciones que pueden hacernos estar nerviosos o tensos y que no lo manifestemos durante el día, o de forma consciente, sino por la noche, o de forma inconsciente. Apretar los dientes es una de ellas y a esto se le denomina bruxismo.

En Clínica Belodonte somos expertos en cirugía maxilofacial y cirugía oral en Barcelona y por ello, hoy te explicamos en qué consiste el bruxismo, sus causas, síntomas y efectos, diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Qué es el bruxismo y cuáles son sus causas?

El bruxismo es un trastorno en que se rechinan, crujen o aprietan los dientes. Es posible que se aprieten de forma inconsciente al estar despierto o mientras se duerme. Se cree que la aparición del bruxismo puede responder a una combinación de factores genéticos, psicológicos y físicos.

El bruxismo durante el día suele relacionarse a emociones como la tensión, la ansiedad o la frustración, como una estrategia de afrontamiento, o como un hábito de concentración.

En cuánto al bruxismo nocturno, puede deberse a un trastorno del sueño.

Algunos factores de riesgo para desarrollarlo son los siguientes:

  • Sentir estrés.
  • Edad, es más frecuente en la infancia.
  • Disponer de una personalidad agresiva, competitiva, hiperactiva o ansiosa.
  • Consumir ciertos medicamentos o sustancias. El bruxismo puede ser un efecto secundario de medicamentos antipsicóticos o antidepresivos. El consumo de tabaco, alcohol y bebidas con cafeína también aumenta el riesgo.
  • Presentar antecedentes familiares de bruxismo.
  • Otros trastornos o enfermedades como Parkinson, demencia, reflujo, epilepsia, terrores nocturnos, trastornos del sueño, apnea, TDAH.

Síntomas y efectos del bruxismo

Los síntomas principales bruxismo pueden ser:

  • Rechinar o apretar los dientes.
  • Dientes aplanados, flojos, fracturados o partidos.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Dolor y/o sensibilidad dental.
  • Músculos de la mandíbula cansados o rígidos. Mandíbula bloqueada. Escuchar chasquidos al abrir y cerrar la boca o al moverla.
  • Inflamación o dolor en la mandíbula, el cuello y/o la cara.
  • Dolor similar al del oído.
  • Dolor de cabeza sordo en las sienes.
  • Heridas en las mejillas.
  • Trastornos del sueño.

Diagnóstico y tratamiento del bruxismo

El bruxismo puede ser detectado en un examen odontológico regular. El dentista podrá observar cambios en los dientes, así como realizar algunas preguntas al paciente.

Dependiendo de la posible causa, el dentista podrá llevar a cabo derivaciones a otros profesionales.

En lo referente al tratamiento, en primer lugar será recomendable detectar la causa que lo provoca para así actuar sobre ella y evitar que empeore. Algunos ejemplos serían controlar el estrés o hacer cambios en el comportamiento y hábitos diarios.

Algunos abordajes odontológicos serán:

  • Uso de férulas o protectores bucales: Están diseñados para mantener los dientes separados y evitar que se aprieten o rechinen. Pueden estar compuestos por acrílico duro o materiales blandos.
  • Corrección dental: En casos graves en que el desgaste del diente genere sensibilidad o problemas de masticación, el dentista puede remodelar las superficies dentales o colocar coronas.

¿Se puede prevenir el bruxismo?

Teniendo en cuenta los factores de riesgo para presentar este problema, este se puede prevenir actuando sobre ellos. Para ello, es fundamental mantener buenos hábitos diarios, evitando los alimentos y bebidas excitantes, practicando ejercicio y técnicas de relajación y consultando nuestras dudas con nuestro médico.

¿Quieres acabar con el bruxismo y sus efectos en tu sonrisa? Pide cita a nuestros especialistas para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.