glándulas salivales

Glándulas salivales: Sus posibles problemas

La saliva es un fluido muy presente en nuestro día a día, tanto que incluso podemos no ser conscientes de ella.  Este líquido creado y expulsado por las glándulas salivales tiene importantes funciones para nuestra salud.

En Clínica Belodonte somos expertos en cirugía oral y maxilofacial en Barcelona. Hoy te hablaremos acerca de la importancia de la saliva para la salud bucodental, qué problemas pueden padecer las glándulas salivales y cómo actuar en estos casos.

¿Qué son las glándulas salivares y cuáles son sus funciones?

Las glándulas salivales son glándulas exocrinas que producen y expulsan la saliva. Se sitúan dentro de la cavidad oral, en las mejillas (glándulas parótidas), bajo la lengua (glándula submandibular) y bajo la lengua (sublingual).

Su función principal es mantener la mucosa oral lubricada y protegida, pero también ayudan en las etapas iniciales de la digestión.

Esto es debido a que la saliva ablanda la comida, pero también a causa de las enzimas que se expulsan con ella. La principal es la amilasa, que inicia la síntesis de los carbohidratos.

¿Por qué la saliva es importante para la salud bucodental?

Como hemos comentado, la principal función de la saliva es la de lubricar y mantener la mucosa oral hidratada.

Sin embargo, la saliva también juega un papel fundamental en la limpieza de la cavidad oral y en el combate contra las bacterias, evitando las caries y otros problemas.

Esto sucede porque baña los dientes con anticuerpos que enfrentan a los agentes patógenos, y también porque mantiene un pH neutro de la boca.

Cuando el pH de la boca es muy bajo o ácido, los dientes se desmineralizan y las bacterias pueden prosperar y dañar mejor los dientes y las encías. En estos casos pueden darse problemas como las caries o la gingivitis y periodontitis.

¿Qué sucede si las glándulas salivares fallan o existe una alteración en la saliva?

Las glándulas salivales pueden presentar problemas en su funcionamiento por casos como los tumores. La gran mayoría se producen en la glándula parótida y son más comunes los benignos.

Este problema se identifica con la aparición de un bulto en la mejilla, delante de la oreja, en la boca o el cuello. También puede aparecer dolor al masticar.

Asimismo, pueden darse piedras o cálculos salivales (sialolitiasis), que obstruyen la salida de la saliva.

Finalmente, la toma de algunos fármacos, como los antidepresivos, puede generar xerostomía, o boca seca, así como algunas enfermedades sistémicas.

¿Cómo prevenir y tratar los problemas de las glándulas salivares?

El tratamiento dependerá de la causa que produzca la alteración de las glándulas salivales. Si es debido a una enfermedad sistémica o la toma de fármacos, el médico se centrará primero en solucionar esto.

En caso de cálculos o tumores, puede ser precisa la extirpación de la glándula salival.

Para mejorar la salud de las glándulas salivales y prevenir la boca seca, es importante que se sigan los siguientes consejos:

  • Tomar mucho líquido.
  • Mantener la boca adecuadamente limpia, limpiando también mejillas y lengua.
  • Comer a bocados pequeños y masticar bien los alimentos.
  • Chupar alimentos duros o masticar chicles sin azúcar para estimular la producción de saliva.
  • Evitar las bebidas y alimentos ácidos.
  • Evitar el tabaco, las bebidas alcohólicas y los enjuagues que puedan ser irritantes.

¿Quieres saber más acerca de cómo cuidar tu salud bucodental o consultarnos tu caso? Pide cita a nuestros especialistas para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.